Saltar al contenido

Convierte tus fotos en obras de arte impresas

Menna Hossam, es una fotógrafa profesional de moda y bellas artes, famosa por sus fotografías inspiradas en la literatura. Dejando de lado su experiencia fotográfica, hace relativamente poco que empezó a imprimir sus trabajos para elaborar un fotolibro propio. 

Para esta embajadora de Canon, fue todo una revolución el momento que descubrió el poder de la impresión. El uso de esta técnica permite controlar todo y absoluto elemento del proceso, desde el color hasta el brillo y el contraste. Es una experiencia totalmente distinta a la de ver la misma imagen en una pantalla.

Una de los primeros factores que aprendió fue la calibración del monitor y el uso de perfiles de impresión correctos para distintas opciones de soportes. Además, la obra impresa nunca es idéntica que la que se observa en pantalla, ya que la intensidad de los negros y de los detalles son superiores. Aportando, como resultado, un mayor porcentaje de carácter a sus obras.

Según Menna, una foto impresa es una identidad física, y dedicar tiempo a conseguir el aspecto y la sensación que quieres merece la pena. Es importante estudiar los distintos soportes y materiales, según las sensaciones que se quieran transmitir.

Es una experiencia larga y emotiva que ayuda a transformar un producto digital en un cuadro de larga duración y capaz de transmitir una sensación real de valor. La impresión es capaz de capturar un mundo a toro nivel.

Por esta razón, insta a todos los fotógrafos a que se animen a imprimir sus fotos, ya que da a conocer una versión más personal de los trabajos.

Puedes ver más de su trabajo aquí.