Saltar al contenido

FOTOGRAFÍA MONOCROMÁTICA CON SILVIA GRIMPE Y FUJIFILM

Silvia Grimpe nos presenta junto Fujifilm-X los secretos de la exposición, la composición y la materia para las fotografías en blanco y negro.

En la fotografía monocromática, la calidad se transforma en atemporal y más simple. Combinar una paleta de blanco y negro con larga exposición ayuda a crear marcos de ensueño. Y es que con las velocidades de obturación más largas, los detalles de elementos de escena, como el agua y el cielo, se vuelven borrosos y suaves.

Además, la paleta de blanco y negro se puede aplicar prácticamente a cualquier género. No obstante, es importante que en su totalidad transmitan tranquilidad, que sean minimalistas y lo más armónicas, posible.

Por esta razón, es muy importante pensar en la composición, ya que por ejemplo y según Grimpe, el espacio negativo ayuda a crear equilibrio. Las secciones grandes y vacías ayudan a establecer líneas limpias y una intensificación del elemento principal.

Pero, también tenemos que tener en cuenta la exposición monocromática, ya que puede ser flexible y desafiante a la vez, y menos evidente cuando se sobreexpone o subexpone en comparación con un marco de color. Por esta razón, es esencial configurar correctamente los ajustes de exposición antes de soltar el obturador durante exposiciones largas.

Silvia da especial énfasis en trabajar desde un punto de vista simplificado y el dramatismo atemporal del blanco y negro, pero también anima a cualquier fotógrafo a encontrar lo que les atrae y capturarlo de la forma más creativa posible.

Descubre más aquí.